RSS

Archivo de la etiqueta: Padres

Papá, por favor ya no envejezcas…

cuando-los-padres-envejecen-16-638

Y pensar que fuera ayer, cuando me llevabas en tus hombros a ver los animales al zoológico, y pensar que hace algunos años, tenías los poderes de Super Man para hacerme volar por los aires, darme vueltas y hasta lanzarme en la piscina una y otra vez sin cansarte siquiera un poquito, o por lo menos, eso es lo que yo creía cada vez que pensaba en ti, cada vez que te quitabas la casaca para abrigarme y no existía frío ni hambre en tu cuerpo, mientras yo estuviera abrigada. Pensar que no te daba pena regalarme tu último y mejor bocado, pensar que toda mi vida has sido y seguirás siendo mi héroe, mi salvador, el primer hombre del cual me enamoré, mi ejemplo a seguir, aquel que me entregó al altar entre lágrimas y orgullo, aquel que se rompió el lomo para que mis hermanos y yo pudiéramos estudiar y ser buenos profesionales, hoy miro atrás y todo eso parece tan, pero tan lejano que ya casi ni puedo verlo…

La niebla oculta tu mirada, ya casi ni puedo perderme entre tus ojos porque están idos, me niego a aceptar que ya no eres el mismo papito lindo, ¿en qué momento envejeciste? , ¿cuándo se te fueron las fuerzas viejito?, ¿desde cuándo empezaste a olvidarte de las cosas que no me di cuenta?. Papá, por favor no quiero que envejezcas más, me pregunto en qué momento y a partir de qué edad uno se vuelve viejo, se supone que a partir de los 65 ya formas parte de la tercera edad, jamás me imaginé que llegarías a los 90 de esta manera, yo siempre quise que fueras fuerte como un roble, pero la realidad es que ya no tienes fuerzas viejo, me parte el alma verte caminar cada vez más pausado, me duele el corazón de sólo imaginar que uno de estos días, tal vez ya ni amanezcas entre nosotros, siempre hacía bromas cuando veía a gente viejita, de que estaba más allá que acá, pero contigo no me atrevo papi, ni siquiera tolero la idea de que en cualquier momento y cuando menos piense o espere, ya no podré darte los buenos días o pedirte que me abraces antes de irme a dormir, no quiero que ese día llegue y le pido a Dios que te siga dejando vivir entre nosotros, que veas crecer a tus nietos y puedas disfrutar de ellos, como no pudiste disfrutar de nosotros, porque todo el tiempo te la pasabas trabajando para que nada nos falte.

Pero el tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos como dice una canción, por lo menos no te ha dado ni diabetes ni Alzheimer, no tienes ninguna enfermedad que te vaya apagando más rápido, simplemente te vas apagando de a poquitos, cada paso tuyo se ha vuelto pasito, cada grito tuyo se ha vuelto un susurro porque hasta estás perdiendo la voz, tus oídos ya no responden como antes, ya casi ni nos escuchas y cuando queremos contarte algo hasta tenemos que alzar la voz para que nos escuches, tengo miedo de que tu corazón deje de latir como antes y que tus latidos se vuelvan más pausados, y pensar que cuando tenías 70 seguías manejando como bueno en tu Audi que se caía a pedazos, a los 80 te negabas a entregar el brevete y aún hoy, sigues manejando porque crees que puedes y nadie se atreve a quitarte las llaves y menos el carro, sólo te pido que leas esta noticia y luego me comentas viejito lindo… http://www.laopinion.com/2012/09/03/hasta-que-edad-manejar/

En fin, el papá de una amiga tiene 98 y vive hace meses echado en su cama, ya ni habla y sólo escucha algunas cositas y duerme casi todo el día, justo la semana pasada una persona muy especial para mí me comentaba que le dolía mucho ver que su viejo ya no era el mismo, que siempre lo vio lleno de vida, fuerte y el cabeza de familia, pero que las cosas habían cambiado mucho y que todos en casa, se negaban a admitir que su padre ya no era el mismo, “sólo quiero que la muerte se lo lleve dormido”, me dijo y yo también espero que mi papito se vaya en paz, sin sufrir nada, que llegue hasta donde el cuerpo y su corazón se lo permita, “papá, por favor ya no envejezcas más y quédate conmigo para siempre”.

Pero el tiempo no perdona y sigue su curso, algunos se van antes, otros resisten hasta el final, lo peor es que muchos hijos se olvidan de todo lo que sus padres hicieron por ellos y los abandonan o los dejan solos, no seas uno de aquellos cuervos que les sacaron los ojos a sus padres y hasta les robaron lo que tenían y los mandaron a morir a un asilo, los dejaron “muertos en vida”, otros hasta se atrevieron a matarlos por unos miles de dólares y cada caso loco que escucho en las noticias que me indigna, pero hay un Dios que mira todo, hoy tu padre te mira a ti con esos mismos ojos de amor de cuando eras un niño, déjalo que viva sus últimos días como un rey, sea lo que sea y haya hecho lo que haya hecho, al fin y al cabo es tu padre y se merece tu amor, respeto y cuidados, así que “honra a tu padre y a tu madre” mientras vivan, porque luego llevarle flores al cementerio no es lo mismo ni es igual.

No tendré el mejor papá del mundo, pero es el que Dios y la vida me mandaron, así lo quise, así lo acepto y lo amaré hasta el final de sus días, espero que este Post haya sido un homenaje a todos los buenos hijos que hay en el mundo, elevo una oración por el papá de una amiga Mila que tiene cáncer y está luchando por salvarse, también por el papá de Paola de Renacer con Jesús que no anda muy bien de salud y por cualquiera de los padres de ustedes que me leen, que Dios los bendiga y los sane pronto! 🙂

cuando-lospadresenvejecen-9-728

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Más te quiero, más te pego. NO AL MALTRATO INFANTIL EN NUESTRA PROPIA CASA

5

Alrededor de un tercio de los niños y adolescentes peruanos son víctimas de maltrato, reveló el estudio mundial sobre Violencia Infantil realizado por las Naciones Unidas. La investigación indica también que se registra una baja tasa de denuncias, por lo que no hay registros que documenten este problema. El estudio muestra que en el país la violencia familiar es un problema de importantes dimensiones, ya que el 41% de los padres y madres golpea a sus hijos como castigo para corregirlos.  

Una de las más graves características del maltrato infantil, es su carácter intergeneracional así como su relación directa con el deterioro en el desarrollo de las capacidades intelectuales y emocionales de los niños y adolescentes. Las estadísticas señalan que entre un 70 y 80% de padres que fueron maltratados en su infancia, reproducen la violencia contra sus propios hijos.

Paulina tenía 5 años  cuando su papá se fue de la casa con otra mujer, su mamá vivía llorando y maldiciendo la hora en que decidió traerlos a este mundo. Sus 2 hermanos menores se salvaban por ser más chiquitos, André tenía 3 y Zoe era apenas una bebé de 1 año.  Sin embargo, cada vez que las cosas salían mal en el trabajo con su madre, ella desfogaba toda su ira en contra de Pauli y le gritaba así: “Maldita la hora en que me metí con tu padre y me dejé embarazar de ti, por tu culpa me puse fea y gorda! Me cagaste la vida carajo, y qué estúpida fui en volverme a embarazar de tu hermano que encima es su clon, para completar mi desgracia vino Zoe a rebalsar el vaso y ¿qué mierda me hago ahora yo sola con 3 hijos? La Puta que los parió carajo”

Paulina ni siquiera entendía la mitad de las groserías que su mamá decía cada vez que estaba molesta, ella quería salir corriendo para no escuchar todos esos gritos y maldiciones, pero temía por sus hermanitos menores y se sentaba junto a ellos para protegerlos y no dejar que nada malo les suceda. André no paraba de llorar y la pequeña Zoe le sonreía como si no entendiera nada del infierno que vivían dentro de su propia casa…

Era el 4 de julio de 1980 y Pauli cumplía 9 años, a su padre no le vio la cara más que en Navidad o cada muerte de Obispo y desde que se casó con esa otra señora y tuvo sus mellizos, casi no ha pasado por casa para visitarla a ella o a sus hermanitos.  Esa tarde él prometió recogerla para llevarla a “La Granja Azul” y la verdad, que ni siquiera está emocionada porque para ella, ese señor que dice ser su padre, es casi un desconocido y su esposa pues es tal cual La Madrastra de la Cenicienta ya que las pocas veces que la ha visto, se ha encargado de humillarla, gritarla o meterle carbón a su papá en contra de ella, para que la castigue o hasta la agarre a correazos, mientras que a sus mellis ni con el pétalo de una rosa, es increíble…

Están todos sentados en la mesa, cuando la pequeña Zoe que ya tiene 4 años, derrama sin querer toda la chicha morada encima de la Bruja y ella empieza a gritarla como si fuera una adulta, le dice “Mira lo que has hecho maldita niña malcriada, ya me cagaste la ropa” y Pauli se paró indignada para defender a su hermanita mirando a la vieja de mierda con ojos de odio, le recriminó que había sido un accidente  y fue suficiente para que su padre le diera tremenda cachetada que le volteó la cara delante de todo el mundo, la mejilla le ardía como si pasara fuego y se puso roja como un tomate, André de 7 años corrió a abrazarla y Zoe sólo atinó a llorar desconsoladamente, cuando la Bruja mandó callar a todos y a sentarse en sus respectivos lugares.

“No quiero que este señor sea mi padre” pensaba Pauli mientras se le caían las lágrimas sin cesar y se cuestionaba qué había hecho de mal para merecer cumplir sus 9 años de esa manera. Luego su papá ordenó la comida que la bruja decidió sin siquiera consultarles y la pobre Pau rezaba para que esa tarde se terminara, aunque sabía que regresar a casa tampoco aliviaba el dolor, ya que su mamá se la pasaba llorando en pijama en su cama, deseando morirse y hundida en una profunda depresión que a ella le afectaba mucho desde que tenía uso de razón, ni siquiera tenía plata para comprarle una torta por su cumpleaños y claro que a su madrastra ni siquiera se le había ocurrido comprar una, su padre le regaló algo de plata ya que ni se tomó la molestia de comprarle un regalo, y obvio que ese dinero fue a parar a las manos de su mamá que siempre lloraba miserias y se quejaba de lo caro que era criar a un hijo y los múltiples gastos que eso generaba…

Los años fueron pasando, entre gritos, insultos, patadas, correazos y típicos casos de violencia infantil que muchos hogares viven pero nadie se atreve a hablar y mucho menos denunciar, Pauli creció llena de miedos e inseguridades, con la auto estima en el suelo, madurando a la fuerza por ser la hermana mayor y rogándole a Dios que mandara a alguien para rescatarla de aquel infierno, hasta que a sus 17 años, sus súplicas fueron escuchadas y conoció a Eduardo de 20, pero como nunca había estado con nadie se refugió en él apenas lo vio y no pasaron ni 6 meses y quedó embarazada , típica historia de la niña que mete la pata por salir huyendo de casa, pero lo más triste es que se buscó a alguien maltratador como su padre, Eduardo empezó a gritarla e insultarla conforme pasaba el tiempo, peor aún que fue obligado a casarse con ella y la culpaba de haberle cortado las alas, ella aguantaba calladita por miedo a que él la dejara como su papá abandonó a su mamá y así, entre gritos e insultos nació María Fernanda, la razón de vivir de Paulina y la cruz de Eduardo quien no le tenía mucha paciencia.

Ahora Pauli tiene una hija de 25 años que es su amiga y compañera, gracias a Dios pudo asesorarse bien y ella misma tomó la decisión de separarse para criar sola a su hijita sin que fuera víctima de la misma violencia física y psicológica que ella vivió, André y Zoe son los padrinos y ahorita viven una linda relación de paz y armonía  que pocos hogares tienen.

De ti depende cerrar cualquier círculo vicioso que te ate a tu infancia o pasado que te atormente, paremos de gritar, insultar y sobre todo golpear y pegar a nuestros hijos, ellos son seres inocentes que no tienen la culpa de nada y se merecen ser felices y vivir en paz con tranquilidad.

NO AL MALTRATO INFANTIL EN NUESTRAS PROPIAS CASAS, DEJEMOS DE HACERNOS LAS DE LA VISTA GORDA, SI TU MARIDO PRETENDE PEGARLE A TU HIJO, NO LO PERMITAS, PON EL CUERPO, ENFRÉNTATE Y HAZ QUE TU HIJ@ SE SIENTA A SALVO, EDUQUEMOS CON AMOR A NUESTROS NIÑOS POR FAVOR Y LES ASEGURO QUE ASÍ TENDREMOS UNA SOCIEDAD MEJOR.

http://www.guiainfantil.com/educacion/castigo/efectos.htm

no_al_maltrato_infantil-other

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,