RSS

Archivo de la etiqueta: cuando encontramos a la persona correcta la saboteamos

Encontré a la persona correcta en el momento equivocado…

Imagen

La semana pasada les contaba la odisea que pasaron en una disco Paulina y sus amigas con Paolo y sus patas, donde todos (menos ellos) ,  se dejaron llevar por la calentura del momento, chaparon, bailaron y disfrutaron al máximo las 6 horas que tenían disponibles, pero nadie llegó a buen puerto, “aventuras de una noche de copas, una noche loca” y cuando todo parecía gris para Pau, llegó Paolo casi que obligado a conversarle un poquito por pena de verla solita en la barra toda la noche, planchando jodido y con una pinta de aburrida, que decidió acercarse y tal fue su sorpresa al descubrir a una chica dulce,  tierna y hasta divertida, sólo que físicamente no le atraía nada, y como Paolo estaba acostumbrado a pescarse a las chicas más lindas, Paulina no encajaba en su molde de “mujeres levante” y así pasa cuando encuentras a la persona indicada en el lugar equivocado…

Jamás te imaginas que vas a toparte con alguien que valga la pena en una disco, dicen que “en la noche todos los gatos son pardos”, pero Paulina era diferente, siempre fue una chica muy tranqui, “low profile”, chancona, con lentes, conservadora al vestirse y hasta al hablar, en cambio Paolo era “el bacán del barrio”, el pendejo que siempre se levantaba una chica mínimo por fin de semana, y la vida lo sorprendería con una mujer diferente, que le movió el piso horrible y acabó conquistándolo como nunca antes nadie lo había hecho, esa noche le pidió su teléfono y sus patas se burlaron en el carro de regreso a sus casas, “Oye Pao, bien paloma eres para pedirle su fono a “Betty la Fea”, ¿no?” Mejor no hablen si no saben, respondió él y los demás se rieron pensando que era broma, pero al día siguiente decidió llamarla y Paulina casi se muere de la emoción cuando escuchó su voz y la invitó al cine, luego se tomaron un café y así, entre broma y broma, acabaron enamoradísimos como 12 meses…

Claudio y Rafo no lo podían creer, ellos que se habían levantado a Paz y Pía, nunca más volvieron a verlas, en cambio Paolo y Paulina estaban viviendo un romance de envidia, y jamás habían visto a su pata tan templado….Pau había mejorado mucho su Look, se había operado de la vista por lo que ya no usaba lentes, se había puesto siliconas y había dejado las cafarenas por esos politos con escote que nos encantan a algunas, jaja, Paolo la animaba a hacer deporte y hasta iban juntos al Gym. Ellos estaban felices y enamorados, se llevaban super bien y todo parecía “cuento de hadas”, hasta que mandaron a Paulina por trabajo 9 meses a Chile. “Pero mi amor, no quiero que te vayas” le dijo Paolo, “me vas a hacer mucha falta”, jamás te imaginas a un pata como él diciendo esas cosas cursis, pero ella había sabido conquistar su corazón y nunca antes se había encontrado con una “niña mujer” tan dulce y tierna, Paulina se moría por él también, aunque aquí entre nós, era su primer enamorado firme, una chica de su casa descubriendo el mundo y saltando a la piscina por amor, en el fondo tenía miedo de que Paolo la cornee o la deje por otra más bonita que ella, era muy insegura de sí misma y aunque no lo demostraba, a veces la perseguían los fantasmas de las dudas, los celos y el miedo…

Tantas veces nos pasamos la vida buscando al hombre indicado, a la persona correcta que nos haga felices, que cuando finalmente la encontramos, no sabemos qué hacer con él, las amigas de Pau le llenaban la cabeza con ideas en contra de Paolo, ¡le decían que él jamás la iba a esperar 9 meses y que la iba a adornar de lo lindo! Ella no quería escucharlas, tampoco quería irse pero ésta era su mejor oportunidad profesional, así que entre llantos y abrazos se despidieron en el aeropuerto. “Pórtate bien bebita, ¿me lo prometes?” le dijo Paolo a punto de dejarla y ella lo abrazó tan fuerte, que no pudo contener las lágrimas…”Te Amo Precioso y en 9 meses volveremos a estar juntos”, le respondío… ¡Así que se juraron “amor eterno” y lo que parecía ser sólo una prueba de amor, al final terminaría por separarlos!

Paulina empezó su nueva etapa laboral en Santiago y aunque al comienzo se dedicaba sólo a su chamba y hablaba todos los días por Skype con Paolo, poco a poco fue bajando la intensidad, había un brasilero llamado Terence en su oficina que siempre la coqueteaba y la paraba mirando… Ella le decía que tenía novio, pero al otro le daba igual y no se cansaba de reventarle cohetes y trataba de invitarla a salir como sea…En esos momentos, Pau llamaba a Paolo y le decía que vaya a visitarla, pero él estaba complicado con un asunto familiar y todavía no podía ir a verla, así que ya habían pasado 5 meses desde la última vez que estuvieron juntos y la carne es débil…

En vísperas de Navidad, hubo una reunión de trabajo en un Hotel 5 estrellas y Terence se jugó sus últimas fichas, antes de que Paulina se fuera a Lima, porque ella ya tenía su pasaje comprado para ir a pasar el 24 con su familia y Año Nuevo con su amor, pero aquella tarde se dejaría llevar por el “fruto prohibido” y acabaría en los brazos del brasilero en una habitación del hotel…

Paulina no sabía tomar, pero Terence se había encargado de darle harto vino, la sacó a bailar y desde que la vio entrar, soñó con quitarle ese vestido rojo pasión que ella llevaba puesto, le cogía la cintura, le decía cosas lindas al oído con ese acento brasilero que enamora y la hizo sentir la más linda de la fiesta…Le acabó confesando que siempre le había gustado y Pau empezó a dudar, el vino ya había hecho efecto, el brasilero era guapo y sobre todo tenía un cuerpazo de “Personal Trainer”, que la carne es débil y pecar fue inevitable! “Me muero por darte un beso menina”, le dijo él, “sólo 1 beso y te dejo tranquila”, insistió, pero desde que sus labios se encontraron la chispa se hizo dinamita y el fuego los acabó llevando al cuarto de hotel, donde finalmente él le arrancó el vestido y la devoró entera! Paulina nunca pensó que existiera un orgasmo de esa magnitud y al día siguiente no podía creer lo que había hecho…

Ha llegado el momento en que Paulina llega a Lima, después de 6 meses de no estar con Paolo y se muere de miedo de contarle, ¿ustedes qué opinan? Debe de decirle la verdad y cancelar su viaje de Año Nuevo juntos, o ¿se calla su travesura y trata de luchar por salvar su relación? Ella está entre la espada y la pared y no sabe qué hacer, aunque yo le he dicho que haga lo que le dicta su corazón, pero estoy segura de que si le cuenta la verdad, él nunca la va a perdonar y va a dejarla en ese preciso instante, ¿no creen?

Imagen

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,