RSS

Archivo de la categoría: accidentes de carro

Si hoy fuera tu último día, ¿cómo lo vivirías?

1779228_711155065614601_293769159_n

Aunque resulte dramático, ¿te has puesto a pensar qué pasaría si de repente descubrieran que tienes una enfermedad grave y que sólo te quedan 24 horas de vida? ¿Qué es lo primero que harías?

Tal vez llamarías a tus padres para darles las gracias por todo lo bueno que hicieron por ti, tal vez pedirías perdón a tu esposa por haberla abandonado, corneado, maltratado física y psicológicamente , quién sabe seas tú la que se fue de la casa con la cabeza caliente y no te importó dejar a tus hijos a la deriva y luego te den unas ganas locas de regresar el tiempo y pedirles perdón, irías a una Iglesia a limpiar un poco tu consciencia y decirle a un Padre que te quieres confesar de todos tus pecados y que te haga la “Extremaunción o la Unción de los Enfermos” para sentirte más en Paz o si todo te llega altamente, ¿podrías hasta pegarte la bomba de tu vida para morirte borracho y no sentir miedo o dolor, o anestesiarlo con harto alcohol?

Tienes la opción de reventarte tus tarjetas de crédito para comprarles a los tuyos todo lo que no te alcanzaba con tu sueldo, total hay un seguro que paga por ti una vez muerto, también podrías irte de putas con tus patas y hacer una fiesta romana con orgías, todos contra todos, llamar a tu ex para pedirle “una última noche”, drogarte, pecar de gula, sexo y alcohol hasta que la muerte toque a tu puerta es una opción, pero quizás quieras hacer algo diferente y te arriesgues a atravesar esos miedos que te paralizan, tal vez hagas aquella llamada que no te atreviste a hacer durante más de 20 años, tal vez abraces a tu hijo por primera vez luego de que te confesara que era gay y le digas que estás orgulloso de él independientemente de su orientación sexual, tal vez hagas las paces con tu hermano luego de que lo estafaras con el negocio familiar y lo dejaras en la calle, tal vez te armes de valor y le pidas perdón a tu propia hermana por haberle robado a su marido en su propia casa donde te hospedaban con amor y generosidad, tal vez le pidas perdón a tus hijos por haberlos invalidado tantas veces y de tantas formas, tal vez te tires al suelo de rodillas arrepentido de no haber podido defender ni proteger a tus hijos de tantos abusos sexuales en tus propias narices, tal vez simplemente no hagas nada, no le cuentes a nadie que la vida se te está apagando, tal vez decidas seguir viviendo en tu papel de víctima pensando que la vida no es justa, que los demás tienen la culpa de todo, que por qué a ti y etc. Pero al final, el único que tiene las verdaderas riendas de su vida y es el dueño de sus propias decisiones eres tú, así que pase lo que pase, tú decides, tú eliges con quien estar, en dónde invertir tu tiempo y con quiénes, tú tienes la sartén por el mango, así que no le pretendas preguntar a nadie qué hacer si le quedara tan sólo 1 día de vida, ok?

Lean con atención la letra de esta canción que escuché después de mucho tiempo en mi Programa de Liderazgo llamado LIDERATUM, no saben cómo te mueve el piso pensar que de verdad nos quedan horas de vida, por lo menos yo aproveché la coyuntura para decirles a mis hermanos lo mucho que los quiero, me faltan mis sobrinos, mi papá, mis pocos amigos verdaderos y más que nada, me falta perdonarme a mí misma por haberme saboteado todo este tiempo con situaciones, personas y momentos que no me suman a ser una mejor persona. Les pido que de verdad dejen la vergüenza de lado, dejemos el orgullo, el ego, el apego equivocado y seamos capaces de pararnos en responsabilidad para recuperar el tiempo perdido, para rediseñarnos, perdonarnos, perdonar y cambiar nuestra manera de ver a las personas y al mundo, hagámoslo con ojos de compasión y amor y les aseguro que todo lo verán de distintos colores.

Que tengan una linda semana, tengan en cuenta que muchas veces las personas se van de un día para el otro sin siquiera dejar una nota o avisar, simplemente se caen, se chocan contra un muro, contra un camión que sale de la nada, los asaltan y les disparan porque no se dejan matar, les da un infarto a los 35 años jugando tennis o fútbol, se atragantan con un pedazo de carne que nadie sabe cómo expulsar y así, como ya no leo noticias ni veo noticieros no me entero de más, pero les aseguro que hay muchísima más información al respecto. Ahora sí, los dejo con la letra de esta canción de Tercer Cielo que me encanta y al final está el link con el video en Youtube! Disfrútenla! 🙂

“Como si fuera mi último día, voy a vivir en la vida, amando sincero, mostrando a los míos cuánto los quiero…

Como si fuera mi último día , voy a luchar por mis sueños, viviendo sin miedo y cada minuto, vivirlo intenso. ¡No voy a esperar hasta mañana, si el presente lo tengo!

Como si no hubiese tiempo y me quedara un  momento, voy a mostrar que te amo, que estoy contento, que te tengo, como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti y voy a hacer de este día el mejor que pueda vivir.

Como si fuera mi último chance para mirarte de nuevo, haré del momento, el más importante de tu recuerdo, en el estrés de la vida, se nos escapan detalles, que luego más adelante lamentamos olvidarse y a veces se hace difícil o imposible recuperarles,

Como si no hubiese tiempo y me quedara un momento, voy a mostrar que te amo, que estoy contento, que te tengo, como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti  y voy a hacer de este día el mejor que pueda vivir.
Disfrutar todo aquello que Dios me brindó,  mis amigos, familia y amor
Y voy a hacer de este día el mejor que pueda vivir
Y voy a hacer de  este día el mejor que pueda vivir”

https://www.youtube.com/watch?v=qwua5pQfbi8

11138535_10153179345618605_164440304956639083_n

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Más vale perder un minuto en la vida, que perder la vida en un minuto

IMG_4486 El lunes pasado por primera vez no escribí mi Post semanal y les pido disculpas a todos los que me leen con frecuencia, sé que en estas fechas de Navidad y vísperas de Año Nuevo, la gente se pone mucho más sensible de lo acostumbrado. He hablado con amigos psiquiatras y neurólogos y las consultas hasta se triplican, a la gente le da infartos, crisis de migrañas, depresiones por los familiares cercanos perdidos, divorcios, etc. y los intentos de suicidio hasta se duplican, pero sólo puedo decirles que pase lo que pase, lo importante es la actitud con que encaremos los hechos, hay que ponerle actitud positiva, mente optimista aunque no podamos ver el sol y hacer el firme propósito de ser felices por dentro, independientemente de lo que suceda afuera de nosotros. Bueno pues, hecha esta pequeña introducción, quería contarles que el último sábado 27 de diciembre a las 12:50am, venía manejando mi carro tranquila, probablemente a unos 30 o máximo 40 kilómetros por hora, luego de haber programado el famoso Waze sin el cual no me muevo ni a mi propia casa que ya conozco de memoria y les juro que sólo me distraje un segundo para mirar hasta qué calle debía seguirme de frente, sólo dejé de mirar un instante al frente, fueron sólo fracciones de tiempo y cuando abrí los ojos, ya estaba en el medio de un choque que me ha dejado traumada, no entendía de dónde apareció esa camioneta contra la cual me saqué la mugre, cómo así ni siquiera la ví venir, ¿de dónde salió? Hoy me sigo haciendo las mismas preguntas y gracias a Dios nadie resultó herido o lo que es peor, no hubo tragedias que lamentar. Pero los accidentes son así, por eso aunque me muero de la vergüenza por lo sucedido, les escribo este mensaje para que por favor tomen conciencia que “más vale perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto”. Ahora que se viene Año Nuevo, mucha gente inocente muere en las carreteras de todo el país y en el mundo entero es la época del año donde ocurren más accidentes. Por favor no corramos tanto, qué importa llegar 10, 15 y hasta 20 minutos más tarde a donde tengamos que estar, pero tranquilos de estar vivos, sin arriesgar la vida de nadie ni poner en peligro la vida de las personas que más amamos. Cuando fui consciente de que me estaba chocando, trataba de frenar y mi carro no respondía, simplemente ya estaba empotrada contra la camioneta y casi me voy contra un edificio, mi carro se arrastró un poco y en segundos, luego del ruido horrible, me bajé de mi auto en shock y tenía a los vecinos solidarios dispuestos a ayudarme en lo que fuera necesario, una señora me trajo un vaso con agua para calmarme y cuando quise tomarlo, me di cuenta de lo nerviosa que estaba porque toda la mano me temblaba como si tomara cortisona de por vida, yo no podía ni hablar, me quedé parada mirando cómo había quedado mi pobre carrito y me lamentaba de lo estúpida e imprudente que había sido, porque jamás vi esas cuatro letras pintadas en la pista que decían PARE! Yo sólo estaba viendo mi Waze y no ví peligro alguno en una de esas esquinas silenciosas, por donde crees que nunca pasa nadie, menos un sábado después de Navidad, donde las calles están vacías y la gente es “Peace and Love”, todavía no entiendes que ya la cagaste, la escena ya está rodeada de policías, bomberos, ambulancia y un huevo de gente extraña que te pregunta, ¿estás bien? , ¿te duele algo?, ¿ tienes seguro? Sólo cuando te pasa algo malo, es que realmente caes en cuenta que hoy estamos aquí y mañana quién sabe, me di cuenta que tengo que tener el número de Rímac pegado en alguna parte del auto o en la guantera, me di cuenta que mis hermanos y cuñadas estarán allí cuando los necesite, creo que el momento más tierno de todo esto fue cuando se me acercó una chica vestida de civil y me dijo: “Hola, yo soy bombera y voy a desconectar tu batería para que no haya corto circuito”, entonces me lancé en sus brazos y me puse a llorar como una niña y cuanto más me abrazaba y hasta me acariciaba el pelo o la espalda, yo sólo lloraba y seguía llorando….Estaba muy asustada, muy sensible, jamás me había subido a una ambulancia de bomberos que se mete contra el tráfico y prende la sirena y adentro estaba yo, echada en la camilla sin collarín, sin siquiera amarrarme y luego ya estoy en Emergencia de la Clínica Vesalio para que me hagan unos chequeos por el efecto latigazo, gracias a Dios y a mi Angel de la Guarda que puso el cuerpo por mí, yo estoy bien, pero a mi lado está toda una familia que le acaban de dar la noticia de que su hijo adolescente de tan sólo 16 años, acaba de perder la vida precisamente en otro accidente de tránsito y veo como todos se echan a llorar, la mamá da unos gritos y de sólo pensar que podría ser mi ahijado Jose Luis que tiene la misma edad, se me pone el corazón a mil, se me siguen cayendo las lágrimas del schock y de ver tan cerca el dolor ajeno por algo que yo misma hubiera podido provocar en la misma circunstancia, pero esta lección acabo de aprenderla, no vuelvo a mirar el waze ni a contestar el celular mientras manejo y les pido que hagan lo mismo. Las pérdidas materiales se recuperan, el carro se arregla, los seguros se encargan de todo y hasta la salud la recupero, pero los recuerdos que tengo grabados en mi mente, no se me borrarán nunca, sólo puedo dar gracias a Dios de que no hubo nada malo que lamentar, que la otra señora que manejaba sólo tiene sus 2 puertas del copiloto chancadas y que esta vez la vida, me dio una lección con susto, con penalidad económica y que se los cuento porque todos de alguna u otra manera se distraen al manejar, recuerden siempre que “más vale perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto”. Nos vemos el próximo año y que la reciban con la gente que más quieren! 😉 kg

 
2 comentarios

Publicado por en 29 de diciembre de 2014 en accidentes de carro, en tu cara pelada, Esta Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,