RSS

Archivos Mensuales: septiembre 2015

Hasta que la muerte nos separe…

DESMOTIVACIONES1

Si nos ponemos a contar la cantidad de veces que hemos escuchado esta frase en los miles de matrimonios a los que hemos asistido desde chibolos, cuántas promesas de amor eterno hechas en el altar delante de Dios y luego aparece la famosa “muerte” en forma humana con las mejores curvas del universo, o con la mejor delantera, el trasero más imponente nunca antes visto y en el caso de los hombres, pues nos topamos con la “muerte” disfrazada de Brad Pitt con cuadraditos en la barriga, pantalón 32 a la medida y zapatos 44, jaja. Ya pareciera que fuera broma, pero yo hasta ahora no me he casado nunca, porque siempre quise hacerlo teniendo en cuenta esta profunda y difícil promesa de amor de estar juntos “hasta que la muerte nos separe”…

En el caso de Daniel, la muerte le llegó a los 13 años de matrimonio, sus 3 hermanos hombres ya estaban divorciados, así que él era “la excepción a la regla”, es obvio que no estoy hablando de la muerte física cuando tu corazón deja de latir, sino cuando justamente late cada vez más fuerte al lado de la nueva persona que apareció en tu vida de repente y sin buscarla, cuando menos te lo esperabas, cuando ya vivías resignado manteniendo un matrimonio de pantalla y para guardar apariencias, apareció Karen para devolverte la fe, la magia y la chispa que le habías perdido a tu relación, llegó para confundirte en forma de manzana roja y jugosa y te sientes dividido entre lo correcto y lo prohibido, entre lo que te da vida y lo que te mantiene a flote pero en la rutina de algo que ya se viene apagando lentamente y a velocidad crucero en estos últimos días…

¿Entonces qué pasa con mi matrimonio te preguntas? ¿A dónde fue a parar todo ese amor que nos teníamos? ¿En qué momento se rompió la magia y caímos en la rutina? La verdad es que he visto a tantas parejas sacando los pies del plato, da igual si eres hombre o mujer, ambos pecan por igual, algunos más, otros menos, pero el hecho es que la gran mayoría se deja llevar por la atracción fatal y acaba siendo infiel, algunas infidelidades son reincidentes y otras hasta se convierten en relaciones en paralelo que hasta irónicamente celebran aniversarios desde 1 hasta 20 años he oído hablar, alucinen que hasta matrimonios en paralelo he sabido de fuentes muy cercanas, con hijos extra matrimoniales que resultaron siendo el clon de sus padres infieles así que ni intentar negarlos, pero en fin, “cosa de locos”…

Lo increíble es cuando muere el papá y de repente aparecen en el velorio nuevos hijos que reclaman herencia, nueva esposa, vieja trampa y dobles familias que efectivamente creían en el famoso dicho de “hasta que la muerte los separe”, allí estaban ellas, las viudas fieles esperando tener un “contrato de exclusividad” con sus maridos, pero se dan con la ingrata sorpresa de que no son las únicas viudas. PLOP y recontra PLOP! Parece sacado de una telenovela mexicana o venezolana, pero les juro que es de la vida real.

Renata conoció a sus 3 hermanos el día del entierro de su padre y hasta ese momento, ella se juraba hija única. Yo en verdad no soy quien para juzgar a nadie, pero lo mismo le pasó a mi amigo Sebastián que conoció a una chica en una reunión y cuando intercambiaron tarjetas se dieron con la sorpresa de que tenían el mismo apellido, al comienzo pensaron que era una loca coincidencia, pero cuando consultaron el nombre del padre, se dieron cuenta de que era homónimo y así, hasta que no mostraron foto, no se convencieron de que no podían seguir haciendo “click “porque simple y llanamente, eran medios hermanos con 1 año de diferencia…

En fin, al día de hoy le sigo teniendo miedo y muy poca fe a los matrimonios que son para toda la vida y “hasta que la muerte los separe”, sólo espero que el tuyo sí llegue hasta el cementerio, aunque para serte totalmente honesta, quisiera ser yo la que se muera primero, porque como que quedar viuda no está en mis planes, así que a vencer las tentaciones y no dejarse llevar por “el fruto prohibido”, hay harta manzana rondando por allí, jugositas y bien apetitosas, pero te recomiendo no morderlas, porque luego te la vas a querer comer todita y eso va a impedir que permanezcas firme “hasta que la muerte los separe”…

PD más bien si tu esposo o tu mujer se enteran, tal vez sean ellos mismos los que te den vuelta y apliquen este dicho de que seguirán juntos hasta pasar a una mejor vida.

victoriassecretpreparasexysdisfraces

 
2 comentarios

Publicado por en 21 de septiembre de 2015 en Uncategorized

 

Nadie sabe para quién trabaja…

nadie-sabe

Supongo que la mayoría de ustedes alguna vez en su vida ha jugado con los naipes este conocido juego que en España se conoce como “casita robada”, “casino robado” en Centroamérica y hasta “el Ladrón” en el sur de España. El juego consiste en que se reparten 3 cartas a cada jugador y se dejan 4 cartas en la mesa. En tu turno puedes llevarte las cartas que tengan tu mismo número sin importar el palo, por ejemplo si tú tienes un 5 de espadas, te puedes llevar el 5 de corazones que esté encima de la mesa y el de trébol o diamantes que tenga alguno de tus compañeros y así, entre broma y broma, todo se define en la última jugada, porque si te toca la carta ganadora de la persona que tenga todo el mazo de naipes, pues simplemente te lo llevas y ganas sin haber trabajado nada, sólo de chiripa te la llevas fácil y los demás, se pueden quedar con las manos y la casita vacía.

Lo mismo sucede en la vida, que te la puedes pasar saliendo año y medio con alguien, aguantarlo en las “vacas flacas”, esperar a que se recupere de sus finanzas, sus inseguridades, sus malas experiencias amorosas y cuando ya crees que has trabajado lo suficiente para disfrutar el bufete junto con él, pues llega alguien de la noche a la mañana y se atraganta todo lo que tú nunca pudiste empujarte y te quedas con los crespos hechos…

Por ejemplo recuerdo a Aldo y Samanta que empezaron de cero, ella era 2 años mayor que él y le enseñó el buen hábito de ahorrar. Le prestó su carrito para que aprendiera a manejar y hasta sacó su brevete con el Hondita, que así le llamaban…pero en los 4 años que duró la relación de ambos, ella prácticamente lo obligó a meterse a un Pandero para que pudiera aspirar a tener un carro del año, incluso algunas veces cubrió la cuota por él en calidad de préstamo porque se demoraban en pagarle su sueldo y por cosas del destino, cuando ellos finalmente terminaron, Aldito acabó estrenando el Golf del 2,005 con la que había sido su trampa en el último año, a Samanta le hervía la sangre porque siempre se imaginó que ese carro sería el auto familiar de ambos, pero no le vio ni la sombra, él se lucía con ella por calles y plazas y hasta eligió el modelo, color y demás, pero en fin…”nadie sabe para quién trabaja”.

Otro caso de la vida real fue el que les estaba comentando de Rafael y Tania, ella se moría por él pero de arranque él la bajó del micro y le dijo que salía de 2 matrimonios y que no quería nada serio ni ningún tipo de relación en su vida que no fuera la de sus hijos…Tania esperó pacientemente, chapó su silla y se puso a tejer, por ratos se aburrió y buscó mejores partidos, pero siempre acababa volviendo a los brazos de su Rafa, “sin querer queriendo” siempre se acababan encontrando, acababan saliendo nuevamente y enredados de revolcón en revolcón, Tania sabía que él no le convenía para nada, que tenía más problemas que un Baldor, que no tenía absolutamente nada que ofrecerle, pero como “lo fácil le aburre, lo difícil le atrae y lo imposible, la obsesiona”, allá continuaba ella firme, “al pie del cañón”, se volvió su refugio, su paño de lágrimas, su escape, pero creo que muy en el fondo, se juntaron “el hambre y la necesidad” y supuestamente todo iba bien, hasta que hace exactamente 4 semanas, él le contó que había conocido a alguien y que estaba saliendo con ella…

PLOP y recontra PLOP; Tania se quedó helada, se hacía la canchera pero en el fondo, justo hacía 2 días que había dejado las pastillas anti depresivas y anti psicóticas después de 15 meses, se sintió fatal, no sabía cómo enfrentarlo pero se armó de valor y no lo llamó más, muchas veces lo extraño, varias noches lo soñó, muchos días lo añoró, pero increíblemente, hasta ahora, nunca lo lloró, aunque sabe que ahora la nueva chica es su enamorada, lo recoge en su camioneta y se lo lleva a pasear, probablemente a la playa donde Tania siempre quiso ir con él, pero como en el juego de los naipes, en el juego del amor, tampoco “nadie sabe para quién trabaja”, y créanme que Tania trabajó un huevo en Rafael, al final de cuentas se quedó con la “casita vacía”, pues vino otra con el comodín y se llevó la baraja entera!

11950926_10153534476198290_815110108_n

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 de septiembre de 2015 en Uncategorized